blender industrial

4 procesos en 1 máquina: La máquina Lindor mezcla, recubre y tuesta frutos secos

Cuando Lindor se puso en contacto con una empresa alemana dedicada al comercio y el procesamiento de frutas exóticas, nadie podría haber adivinado que esto daría lugar a una mezcladora única que combina cuatro procesos en uno solo. La máquina que Lindor suministró mezcla, recubre, seca y tuesta en una superficie de solo 4 por 4 metros.

El cliente es una empresa muy moderna con una amplia oferta de frutas exóticas biológicas de Comercio Justo. «La compañía necesitaba una forma más eficiente de fabricar sus copos de fruta endulzados —explica Michael Kaiser, director de ventas de Lindor en Alemania—. Los copos caramelizados resultaron ser un producto muy popular, pero la caramelización era un proceso que requería mucha mano de obra y mucho tiempo».

De mezcladora a procesadora versátil

«Llevamos décadas fabricando mezcladoras, y a lo largo de ese tiempo hemos visto que nuestras mezcladoras son una magnífica plataforma para hacer algo más que mezclar. Pronto tuvimos un cliente que nos preguntó si también podíamos pulverizar líquido sobre el producto durante el proceso de mezcla; más adelante, otro cliente preguntó si se podía secar el contenido —explica Kaiser—. Lo que comenzó como una mezcladora se ha ido convirtiendo en una procesadora muy versátil».

Aplicar recubrimiento de azúcar

Esta experiencia permitió a Lindor crear para este nuevo cliente una mezcladora que mezcla copos grandes y pequeños en poco tiempo. Una boquilla especial situada cerca de la entrada rocía una solución de azúcar sobre los copos. Puesto que mientras tanto la mezcladora no deja de funcionar, los copos se rocían por todos lados, de modo que al final quedan bien recubiertos.

Tostar

Una vez aplicado el recubrimiento, se insufla aire caliente a través de la entrada. Este aire va en el sentido contrario al del producto, de modo que la transferencia de calor sea máxima. La humedad liberada durante el secado se escapa a través de la rejilla de ventilación que hay al lado de entrada. Una vez expulsada la humedad, se eleva la temperatura del aire y los copos se tuestan, con lo que se consigue la capa dorada de caramelo deseada.

Una máquina lista para usar

Normalmente las mezcladoras Lindor forman parte de una línea de proceso, pero en este caso esta máquina cubre el proceso completo. Los operadores vacían bolsas de copos en la mezcladora, a continuación la máquina ejecuta su programa, y al cabo de un par de horas, salen copos perfectamente caramelizados.

«En el pasado para este proceso no solo necesitábamos una mezcladora, sino una cinta transportadora con túnel de rociado, y después un horno. Ahora el cliente ahorra un montón de dinero, espacio y tiempo, y además, obtiene un resultado final mejor —dice Kaiser—. Además, se eliminan varias transiciones, con lo que se eliminan efectos negativos como la pérdida de producto, la contaminación y actuaciones adicionales».

Simplicidad y eficiencia

El proceso final es simple y eficiente. «Con el paso de los años, cada vez somos mejores en este sentido. Pensamos con el cliente para encontrar la mejor solución de una manera simple y lógica», dice Kaiser. Para ello se requiere experiencia, y una buena colaboración con el cliente. «Para conseguir el producto ideal, hacemos numerosos experimentos con una mezcladora de laboratorio más pequeña: hay que ajustar muchísimo el producto para que sea como queremos».

Infinitas posibilidades de ajuste

Kaiser da algunos ejemplos de los parámetros de proceso: «¿A qué velocidad debe funcionar la mezcladora durante la homogeneización? ¿Y durante el recubrimiento? ¿O durante el secado y el tostado? ¿Y cuánto tiempo se tuesta el producto? No quieres que los copos queden blandengues, pero tampoco que se quemen. ¿Con qué rapidez se debe rociar el agua azucarada? ¿Y con qué boquilla se rocía? ¿A qué velocidad se introduce el aire caliente al tambor? Nadie quiere que el producto salga volando».

Decenas de parámetros se ajustan cuidadosamente. El cliente ha visitado Lindor varias veces para experimentar con nosotros en el laboratorio. Los resultados de las mezcladoras de laboratorio son escalables a las mezcladoras más grandes. «La interacción con el cliente es muy importante. El cliente conoce el producto y el proceso, y nosotros la experiencia de nuestras máquinas y los procesos relacionados. Colaborando se llega a una solución óptima», explica Kaiser.

Los copos siguen enteros después de horas dando vueltas

Según Kaiser, el aspecto más emocionante de este proyecto es la sensibilidad de los copos y el tiempo necesario para tostarlos bien. «Cada lote se pasa más de una hora en el tambor. Y ni que decir tiene que nadie quiere que salga convertido en polvo. Las pruebas demostraron que los copos salían enteros, incluso después de muchas horas dando vueltas. Eso demuestra lo suave que es nuestra mezcladora».

Más posibilidades

Gracias a la mezcladora, la eficiencia, la capacidad y la calidad del proceso de producción de estos productos especiales aumentan significativamente.

¿Usted también quiere simplificar algún proceso?

¿Se pregunta si también podemos conseguir que su proceso sea mucho más sencillo y eficiente? No dude en ponerse en contacto con nosotros para consultar las posibilidades.

Share:

LOS MEZCLADORES LINDOR SE UTILIZAN PARA FABRICAR PRODUCTOS DE

  • Küttner logo
  • Küttner logo
  • Küttner logo